viernes, 5 de marzo de 2010

Psicología Creativa

A la salida de las estaciones de tren o metro, la inmensa mayoría de la gente opta por coger las escaleras mecánicas en lugar de subir a pie. Está más que demostrado.
Pero ¿habría alguna manera de invertir la tendencia y hacer que un número mayor de viajeros se decidieran por hacer un poquito de ejercicio?
La campaña The Fun Theory, ideada por la agencia DDB Stockholm, viene a demostrar que es posible. The Fun Theory es una iniciativa que propugna que la manera más fácil de cambiar el comportamiento de la gente para mejor es hacer que éste sea divertido. En el caso que muestra el vídeo lo han conseguido de sobra.



Esto me hace reflexionar sobre la importancia de la motivación en cualquier actividad humana, incluído por supuesto el estudio y el aprendizaje. ¿Cuántas veces achacamos a nuestros alumnos problemas de atención, concentración, memoria... cuando en realidad hay una falta de motivación? ¿Atendemos lo suficiente a este factor tan crucial en el diseño y desarrollo de nuestra propuesta didáctica? ¿Sabemos lo que les resulta motivante a nuestros alumnos? ¿Y usamos esa fuerza motivante en nuestras enseñanzas?